inteligencia artificial
Make your own free website on Tripod.com
INTELIGENCIA ARTIFICIAL

<@@@@>


Rachel es una niña de 4 años, su padre le compra un “Furby”, la linda niña se muestra emocionada al principio, pero conforme la “creatura” electrónica le comienza a exigir que lo alimente, que lo cuide, que no lo deje solo, y una serie de responsabilidades maternales que Rachel no está dispuesta a enfrentar, lo abandona y poco a poco el joven “Furby” enferma y luego sus baterias se agotan, y termina en la caja de los juguetes inútiles y olvidados.

Este es un ejemplo muy común, a todos nos ha pasado, un objeto nos aburre o ya no cumple con nuestras expectativas y lo desechamos. En la nueva película de Steven Spielberg, Inteligencia Artificial (AI) nos plantean un escenario semejante, solo que el “juguete” es un robot idéntico (externamente) a un niño humano y ha sido programado para amar, lo cual nos debe crear un dilema moral al ver a David ,el niño mecha (como se le llama a los robots en la cinta) abandonado, e impulsado por cuestiones “existenciales” a buscar a la hada Azul del cuento de Pinocho para que lo convierta en un niño real y sea aceptado nuevamente por sus dueños. El problema es que no importa que tan tierno pueda ser David, no deja de ser una máquina sin vida, con errores de programación que inclusive llegan a poner en peligro la vida de Martin (el hijo real de los dueños de David). No hay diferencia en cuanto al Furby olvidado por Rachel y el “David” abandonado por sus dueños, no se puede imponer a una máquina sobre una vida humana. La cinta intenta jugar con una costumbre muy humana de encariñarse con objetos, y trata de mostrar la crueldad humana y un sadismo representado por las “Flesh Fairs”, que no son mas que shows de demolición de robots. Pero de igual forma este odio por las máquinas no es nada nuevo, la tecnofobia inunda nuestro mundo actual, es lógico que la gente se sintiera amenazada o desplazada por robots que aparentan ser humanos, y que pueden ser mas eficientes. Pero si nos ponemos a analizar la película mas allá de los robots, podemos ver que no es muy diferente a nuestra realidad y que muy bien podría ser nuestro futuro inmediato. “Gigolo Joe” o su contra parte Jane, se puede encontrar en forma primitiva en cualquier sex shop de buen nivel o en catálogos. El efecto de invernadero que causó el supuesto deshielo de los polos, es algo que sucede todos los dias pero en una escala mínima; la decadencia en las calles de las ciudades se vive a diario en las distintas zonas de tolerancia, ya sea en Las Vegas o el DF, se rumora que hasta en Guasave no cantan mal las rancheras. ¿Y sobre los “Mechas”? Bueno, Hasbro y Mattel han creado sus versiones de robots que simulan casi a la perfección a un bebé y en la Universidad de Ciencia de Tokio, se desarrollan los “Face Robots”, creados para simular a un ser humano, con la finalidad de cuidar ancianos o bebés y que estos vean un rostro amigo en vez de cables y circuitos. La pregunta sería, si algún día se podrá crear un robot con emociones, o mas importante aún, ¿queremos un robot con emociones? ¿podremos programar el amor, cuando la mayoría de nosotros ni siquiera estamos seguros de lo que es? ¿Qué se busca, inteligencia artificial, conciencia artificial o emociones artificiales?. Inclusive estas posibilidades llevan años en discusión en laboratorios como los del MIT y en textos como “La Era de las Máquinas Inteligentes” de Ray Kurzweil y ahora su continuación, “La Era de las Máquinas Espirituales” . Sin duda Inteligencia Artificial fue una de las cintas mas interesantes de este verano en cuanto a lo que a Hollywood se refiere. Su gran talón de aquiles es precisamente el “toque” de Spielberg, que se niega a dejar su pasado a la “E.T.” y decide ponerle un final a mi ver, fuera de lugar, pero que sin duda a muchos espectadores les dió tranquilidad al ver “feliz” al tierno robot con tendencias psicópatas. Lo que es un hecho es que se contó con el material para una gran cinta (tal vez si Kubrick se hubiera hecho cargo del proyecto), pero el tema se ha tratado con anterioridad y con mas éxito en películas como Blade Runner, que con todo y las limitaciones de efectos especiales de su época, es bastante superior a una visualmente placentera AI.

Algunos links:
La Era de las Máquinas Inteligentes de Ray Kurzweil (MIT Press, 1990)
La Era de las Máquinas Espirituales de Ray Kurzweil (Viking, 1999)
http://www.kurzweiltech.com/ray.htm
American Association for Artificial Intelligence http://www.aaai.org
MIT AI Laboratory http://www.ai.mit.edu
AI 101 http://www.aaai.org/AITopics/aitopics.html