Make your own free website on Tripod.com
karmatron: virus

Home
Karmatrón: Virus
Kv1.0
Robots
kundalinis
mas kundalinis
EL MAL
VIRUS TEAM
TEXTO
cap 1
cap 2
cap 3
cap 4
cap 5
capítulo 6
capítulo 7
capítulo 8
mas imagenes
nuevos diseños
capítulo 7

log6.jpg

(fragmento)

Los cuatro Kundalini se quedaron estáticos al oir lo que el misterioso robot aseguraba, no podían creer que frente a ellos tuvieran al último de una casta de Guerreros legendarios, que luchaban al lado de los Guerreros Kundalini. Los Guerreros Estelares eran robots con sentimientos que juraron proteger a los seres de bien hace siglos, las historias de sus hazañas y aventuras servían para alimentar los sueños de los niños, que se imaginaban mundos mejores donde el bien aún prevalecía y surgía victorioso. Pero un día llegó su final, se rumoraba que todos fueron exterminados en condiciones misteriosas, nadie sabe realmente qué fue lo que sucedió, o aquellos que lo saben no desean recordarlo. Fuese lo que fuese, ahora, frente a ellos, tenían al último de los Guerreros Estelares y no se veía muy amistoso.

Debemos movernos, mi amo los espera y el enemigo nos acecha - dijo Estelar - Tu eres uno de ellos, ¿qué tan cerca estan? - preguntó dirigiéndose a Gloya - Demasiado cerca, muy pronto estaremos al alcance de sus radares - El brazo izquierdo de Estelar sacó unos cañones e hizo tres disparos a diferentes direcciones. - Acabo de enviar unos señuelos, nos ganarán un poco mas de tiempo, pero dudo que sea mucho, los adversarios cada vez son mas eficientes, mas dificiles de destruir. - ¿Haz destruido a muchos? - preguntó Veitch - No los suficientes. - contestó Estelar lanzando una mirada a Gloya y comenzó a desplazarse rapidamente, sin elevarse mucho - Si nos mantenemos a un nivel bajo seremos mas dificiles de detectar. - Los kundalini fueron siguiendo a Estelar, Gloya continuaba cargando a Chat, quien cada vez se deterioraba mas, su joven cuerpo no toleraría mucho tiempo mas el estrés causado por la posesión a la que había sido sujeto. Pasaron por varias ruinas de lo que en algún tiempo fueron grandes ciudades, cruzaron grandes terrenos montañosos y selváticos. El trayecto era largo y los kundalini se encontraban bastante débiles por su enfrentamiento con MARA AKAME y el gran negativismo que reinaba en ese planeta. Gloya por su cuerpo artificial toleraba mucho mas las condiciones hostiles en las que se encontraban, pero estaba conciente de que sus compañeros necesitaban un respiro. Se acercó a Estelar y le pidió que pararan un poco. - ¡Apartate de mi vista! - le dijo Estelar - tu imagen representa todo lo que detesto, es por tu bien que te sugiero mantengas tu distancia. - Gloya se colocó frente a Estelar - No me importa cúal sea tu problema, ni quién sea tu amo, para tí tal vez sea un robot mas, pero por lo menos tengo un alma, cosa que no puedo decir de tí. - Estelar le dió un fuerte puñetazo a Gloya, quien cayó al suelo fuertemente. - Este no es el momento para esto - dijo Gloya - ...pero ¡qué importa! - Gloya se dejó ir con todo su peso contra Estelar quien no logró actuar lo suficientemente rápido para evitarla y derribó varios árboles tras ser impactado. Con gran velocidad logró incorporarse, de sus brazos salieron varios cañones que lanzaron descargas energéticas a Gloya, pero esta los esquivó y a su vez contestó los disparos. Tanto Estelar como Gloya eran demasiado ágiles y pronto se vieron envueltos en combate mano a mano, estampándose el uno al otro contra las rocas o golpeándose con los troncos de los árboles, metal contra metal, el rose de los puños al encontrarse causaban grandes destellos. - Deberíamos detenerlos - dijo Danna - Sí, deberiamos... - agregó Oztrando - ... pero lo estoy disfrutando demasiado. - Espero que el espectáculo valga la pena, como para haber comprometido nuestra misión y delatado nuestra posición a los Adversarios - dijo Chat - Cierto, esto debe de parar, tenemos cosas mas importantes en que gastar nuestra energía - comentó Veitch , al mismo tiempo que generaba dos huevos auricos que separaban a las dos masas cibernéticas - Esta bien pedazos de hojalata, la diversión ha terminado por el momento - dijo Oztrando - ¡No toleraré esta insolencia, les daré su merecido! - gritó Estelar furioso- Gloya, espero que estes satisfecha - dijo Danna - Lo siento - respondió Gloya - comprometí la seguridad del equipo - No te preocupes Gloya, yo hubiera hecho lo mismo - agregó Oztrando - pero ahora es tiempo de movernos y rápido antes de que... - Demasiado tarde - dijo Gloya - tenemos Adversarios dirigiéndose hacia nosotros a toda velocidad, tendremos contacto visual en 1 minuto - ¡Demonios! Sabía que nada bueno podría salir de lidiar con kundalinis - comentó Estelar - Vaya, ahora veo por qué solo queda un Guerrero Estelar - agregó Oztrando - Veitch liberó a Gloya y a Estelar. - Necesitamos avanzar - Muy bien kundalinis, pero tenemos algo pendiente y no pienso olvidarlo. - Finalizó Estelar. Nuevamente iniciaron la marcha, Estelar al frente, guiando el camino, Gloya cubriendo la retaguardia mientras intentaba accesar los sistemas de los Adversarios para neutralizarlos - Gloya, reporta nuestro estado - pidió Danna - No es muy bueno, estos Adversarios son distintos, no he podido romper todas sus barreras de seguridad. Necesito mas tiempo. - Pero el tiempo ya se había agotado, varias ondas de propagación de choque pasaron rozando a los kundalini y a sus acompañantes. - ¡Háblame Gloya! - Tenemos a tres Adversarios clase 4 directamente detrás de nosotros. - ¡No estamos en condiciones de enfrentarlos! - dijo Oztrando - Aunque lo estuvieramos, eso significaría detenernos y para cuando acabaramos con ellos tendriamos a decenas mas de sus amigos- agregó Veitch - Yo me encargaré - dijo Estelar mientras se elevaba y retrocedía para confrontar a sus atacantes. Con gran gracia y magnificencia alcanzó el primer objetivo, era demasiado rápido para el Adversario, su puño atravesó la cabeza de este con facilidad, retirándose justo a tiempo para evadir los disparos de los otros dos robots enemigos que impactaron a su compañero. Estelar mostró sus habilidades como duelista, múltiples disparos desestabilizaron los sistemas de vuelo de uno cayendo al vacío, el último quedó flotando torpemente, su navegación dañada, fue presa fácil para las manos de Estelar que lo partieron en dos. - ¡Malditas chatarras! - dijo Estelar, quien si fuera humano hubiera experimentado una descarga adrenérgica casi adictiva. Pero el no era humano, sino un robot, el último de los Guerreros Estelares y ¿por qué no?, el mejor. Pero su enorme ego alimentado por tantos años cazando Adversarios por su cuenta, intentando saciar su sed de venganza suele traicionarlo. Estelar siente como algo enorme lo atrapa, sin embargo no puede observarlo y con cierto pánico se da cuenta que debe de tratarse de un Adversario clase 5, con blindaje, un blindaje que irónicamente fue diseñado y perfeccionado a partir de su propio sistema de invisibilidad, cuando era apenas un pequeño robot mascota. Ahora su descuido le costara muy caro, ese enorme puño lo hará pedazos en un momento, o por lo menos eso pensaba. La mano que lo aprisionaba dejó de hacer presión, al mismo tiempo que se hacian visibles tanto el Adversario clase 5 como la mano que aprisionaba a Estelar y que ahora se encontraba cercenada del resto del robot. - No te quedes paradote - dijo la metálica voz de Gloya mientras hacía su aparición - Te fuiste tan rápido que no me diste tiempo de avisarte que había detectado la llegada de un clase 5. Tienes suerte que logré romper su seguridad a tiempo, sino serías chatarra en este momento. - No esperes un agradecimiento de mi parte, fenómeno kundalini, me las hubiera averiguado solo. Siempre lo hago - Bien, Señor Solitario,por lo pronto déjame mostrarte un pequeño truco que aprendí - El puño de Gloya se cargó de energía pránica formando una cubierta protectora al mismo tiempo que se impactaba sobre el dorso del clase 5, la energía se propagó haciéndolo pedazos. - Creo que me será útil en "futuros enfrentamientos" ¿no lo crees? - dijo Gloya - Ya veremos - contestó Estelar mientras se liberaba de la mano del clase 5 - ya veremos.-

Estelar guió a los kundalinis y a Chat por una extensa area selvática, el peligro latente de los adversarios estaba muy presente en las mentes de todos ellos y aún no habia señal alguna de el misterioso hombre que los llamó a ese extraño planeta donde la semilla de MARA A'KAME impera y que sirvió de tumba a los cuatro guerreros mas poderosos del multiverso, última esperanza de la casta kundalini.

- A este ritmo los adversarios pronto estarán sobre nosotros - comentó Danna - de  hecho se encuentran realmente cerca - afirmó Gloya .  Estelar los ignoró, Oztrando se percató de la indiferencia de el antipático y problemático Guerrero Estelar. - Necesitamos hacer algo pronto Estelar o nos volveremos a ver entre fuego enemigo - Nuevamente el robot no prestó atención a las palabras de Oztrando. - Debemos localizar a tu amo ¡AHORA! - dijo enérgicamente. Estelar mostró una sarcástica sonrisa en su rostro cibernético. - Demasiado impacientes para ser Kundalinis, ¿no creen?. - ¿Y tú qué sabes de kundalinis?. - Dijo Danna intentando ser tan sarcástica como aquel robot. - De hecho - contestó Estelar - sé bastante, probablemente más que ustedes. - Danna y Oztrando  rieron ante tales declaaciones, inclusive Veitch que había intentado mantenerse al margen de los enfrentamientos entre los kundalini y el Guerrero Estelar soltó una leve risotada que pretendió ocultar. Gloya guardó silencio pues temía que si reía sus compañeros pensarían que lo hacía por las fricciones que existían entre ella y él, y no deseaba mostrar que le daba la mayor importancia al robot. También Chat guardó slencio, pues el conocía muy bien la historia del último de los Guerreros Estelares. - Rían todo lo que gusten. Hablo con la verdad. Hubo tiempos mas felices en los que serví a los Gerreros Kundalini mas nobles. Los amé y luché a su lado con gusto hasta el final, y cuando el momento llegó, cargué sus cuerpos sin vida para que fueran despedidos como todo guerrero merece. ¡ Cómo desee derramar aunque sea una lágrima en su nombre!. Pero el llanto es un acto negado para un ser de metal y alambres, de programas y códigos. ¿Qué saben ustedes de lo que es un verdadero Kundalini?. No son mas que una burla. - Los kundalini sintieron  tal verguenza  de sus actos que por mas que buscaron, no lograron encontrar las palabras para responderle a ese hombre de metal que parecía estar mas vivo que ellos mismos. Gloya también deseó por un momento poder derramar una lágrima en su nombre y Chat se preguntó si todo el esfuerzo valdría la pena, el precio a pagar era muy alto para lograr el objetivo, pero de nada serviría ante el fracaso.

Muchas cosas pasaban por las mentes de el grupo de guerreros cuando por fín el selvático escenario llegó a su fín para revelar un amplio valle cubierto por decenas de colosales figuras humanoides. La imagen era impresionante. - Al fín hemos llegado - dijo Estelar - Síganme. - Y Eselar se dirigió hacia el centro de aquel valle y sus acompañantes lo obedecieron en silencio. El robot se detuvo ante cuatro de esas enormes figuras cubiertas de moho y enredaderas que lo hacían ver a él y a Gloya como 2 enanos insignificantes. - Aquí estaremos a salvo - dijo Estelar con seguridad - Danna, aunque impactada por el sorprendente paisaje no se abstuvo de objetar. -  Lo siento Estelar, pero no veo cómo podemos estar a salvo de un ataque por el hecho de encontrarnos en medio de estas estatuas. - Me temo que estoy de acuerdo con Danna - agregó Veitch - no es muy estratégico. Deberíamos continuar para llegar con tu amo lo antes posible. Estas viejas estatuas no nos cubrirían si los adversarios dieran con nosotros. - Uno creyera - dijo Chat - que a estas alturas ya hubieran aprendido a no hablar a la ligera. - La voz metálica de Gloya se dejó escuchar - Chat tiene razón . No creo que estas figuras sean estatuas. - Así es - contestó Estelar - donde ahora hay óxido y moho antes hubo color, valor y honor. - Gloya retrocedió algunos pasos - ¡Por el Gran Espíritu! ¡Son Robots!... creo que estamos ante los Guerreros Estelares- Los kundalini repararon en su error, no era un valle cualquiera, era el lugar del descanso final de los legendarios Guerreros Estelares, defensores de la GAU y la raza Zuyua durante la Gran Guerra. - Aquí estaremos a salvo - aseguró Estelar - Las emisiones generadas por los cuerpos de los Guerreros caídos nos serviran como blindaje que mantendrá confundidos a los adversarios. - ¿Esán activados? .- Preguntó Danna. - ¿Quieres decir que si están vivos?. No, su unidad central de raciocinio ha sido destruida - contestó Estelar - pero mi amo y yo hemos reparado algunos de los sistemas mas simples. Lo suficiente para confundir al enemigo. -  ¿Qué es este lugar? - preguntó Veitch - Podría decir que es una especie de campo santo, un santuario en memoria de los extintos Guerreros Estelares. - Aún quedas tú - dijo Gloya de manera impulsiva. - Sí, supongo que así es. - continuó Estelar - Es también el lugar en donde por primera vez cayeron los Guerreros Estelares ante la mano traicionera del hombre. Aquí perdieron la vida, un terrible día, cientos de Guerreros, tanto kundalinis como estelares. En un instante, el noble líder de los transformables y la emperatriz zuyua dejaron de existir. -

Oztrando observó el panorama y dejó que su imaginación lo llevara a ese fatídico día. - Por qué harían los humanos una cosa así? - Poder - contestó Estelar. - Los líderes del mundo sentían sus intereses amenazados. - ¿Intereses? - cuestionó Danna - Políticos, religiosos y sobretodo económicos. - No entiendo. - Creo que yo sí - intervino Oztrando - la sociedad debió haber estado basada en la ley del mas fuerte, aquel con más poder podía decidir sobre los demas. Y de pronto aparecen los zuyua, una potencia mas poderosa que cualquiera en este planeta con un mensaje de paz y hermandad, buscando la evolución de todos los seres. Un nuevo orden opuesto al sistema de opresión establecido. Una amenaza sin duda. - Bastante acertado - dijo con sorpresa Estelar. - No muy distinto a los gnomulones inorgánicos. Es fácil deducir y comprender cuando uno mismo se guió por esos principios. - ¡Pero cómo es posible que la población de este mundo aceptara la tiranía y apoyara la destrucción de los zuyua? - siguió cuestionando Danna. - Yo solo soy un robot, entiendo poco de los asuntos del hombre. al vez mi amo pueda responder tus dudas mas tarde. Sólo te puedo decir que inició con una trampa, una terrible explosión durante una misión de apoyo durante una llamada de auxilio. Todo un continente fue debastado, sino por la explosión, por la radiación. Se culpó a los Guerreros Estelares y a los zuyua. Después siguieron los llamados patrioticos y nacionalistas. ¡La defenza de la raza humana!. Crearon a los Adversarios, probablemente con ayuda metnalita y la cacería comenzó. - ¿Pero cómo pudieron contra os poderosos Guerrros Estelares?. - Ahora era Veitch quien preguntaba incrédulo por lo que escuchaban sus oidos. - Al inicio no les fue tan fácil, pero fueron aprendiendo, se perfeccionaron. Los tres generales restantes de los Guerreros Estelares lucharon valientemente, tratando de no dañar a los humanos que tanto querían,Titán había caído en la explosión, luego siguió Acuarius, luego Estelaris. Finalmente Unicornio lidereó la última batalla, su estancia en el bando metnalita lo había cambiado, lo había hecho mas tenáz, mas cruel con el enemigo. Fue el último en caer. - Cuando MARA A'KAME apareció no hubo nadie que defendiera a los humanos - dijo Gloya - acabaron con los únicos capaces de ayudarlos y con eso sellaron su destino. - Todos lo hemos sellado - agregó Chat - Curioso que mencionen eso - dijo una extraña y profunda voz. El día había transcurrido y la noche poco a poco se abría paso y con ella los kundalinis apreciaron la silueta de un hombre que se acercaba lentamente. - Pues es precisamente el destino el que nos ha reunido aquí. - concluyó la voz de aquel hombre. - ¿El amo ha llegado! - exclamó con emoción Estelar. Los kundalini se esforzaron por ver entre la tenue luz que cedía ante la oscuridad. No sabían realmente qué era pero percibían algo raro de aquella figura. Conforme se fue acercando pudieron distinguir su larga y negra cabellera con mechones plateados poco convencionales, su rostro agrietado por las marcas del tiempo y su amplia vestimenta de entre la cual surgía un extraño resplandor. - No me gusta esto. - exclamó Danna - ¿Qué es lo que no te gusta? - preguntó la figura  y sus ojos dejaron ver su brillante color rojo y de entre el ropaje se asomó una enorme espada,  descansando su vertice sobre el suelo y apoyando su cuerpo sobre el grueso mango. Los kundalini sintieron una rara facinación por la imponente arma, ejercía una especie de poder hipnótico. Tenían el presentimiento de haberla visto antes, y de pronto una vibración negativa emanó de aquel hombre seguida de una sensación nauseabunda que recorrió a los cuatro jóvenes. Fue Oztrando el que reconoció el arma - ¡La espada del averno! - Gritó aterrorizado. Veitch intuitivamente generó un huevo aurico para proteger a sus compañeros. - ¡Una maldita trampa! - dijo Danna con coraje. Todo cobraba sentido: las practicas oscuras del amo de Estelar, la poseción del pequeño Chat. El haber sobrevivido tanto tiempo en ese mundo gobernado por el mal. El mismo Estelar les había dicho como había cargado los cuerpos sin vida de los kundalini, probablemente asesinados por su amo. Pues quién mas podría ser su amo mas que... - ¡Asura! - gritó Gloya mientras este penetraba sin dificultad el campo protector de Veitch y avanzaba despreocupadamente, soportando los disparos de Gloya y las descargas pránicas de Danna y Oztrando. Con un solo movimiento de mano desplomó a los cuatro kundalinis. - ¿Asura? - dijo el hombre parado frente a ellos - supongo que me pueden llamar así. Pero les aseguro que soy mucho mas que eso. - Y una gran sonrisa se dibujó en su rostro.

(Continuará)

Paciencia...