Make your own free website on Tripod.com
karmatron: virus

Home
Karmatrón: Virus
Kv1.0
Robots
kundalinis
mas kundalinis
EL MAL
VIRUS TEAM
TEXTO
cap 1
cap 2
cap 3
cap 4
cap 5
capítulo 6
capítulo 7
capítulo 8
mas imagenes
nuevos diseños
capítulo 6

log6.jpg

***

La gota escarlata ha sido liberada, lentamente desciende por el cuerpo mutilado, hasta que su recorrido es frenado por la superficie húmeda y blanda de su lengua. El sonríe, sabe que este momento muy probablemente no se repetirá jamás. Su sonrisa es cada vez mas grande y se transforma en carcajada, se pierde en el éxtasis, y una exploción de euforia se apodera de él, porque ese día probó la sangre mas pura, y ese momento quedará por siempre grabado en su memoria...el momento en que su paladar disfrutó de el líquido vital de un Caballero Karmatrón.

 

Filosos garfios con cadenas penetraban los restos de las destrozadas armaduras de los 4 Caballeros Karmatrón. Decenas de cuerpos apilados en la azotea de un edificio que yacía como silente testigo de la danza macabra que se desarrollaba frente a este, tiraban de las cadenas,elevando varios pisos las sangrantes figuras de quienes fueran los Guerreros mas poderosos de ese universo, mientras sus kalpés brillaban anunciando la muerte que acechaba. Debajo de ellos, aquellos que alguna vez fueran hombres y mujeres y renunciaron a ello por los placeres de la carne, brincaban, bailaban, se mordían, se retorcían y se deboraban los unos alos otros mientras se bañaban con la sangre kundalini que caía a borbotones. En verdad se trataba de toda una gran celebración para los seguidores de MARA A'KAME, los Caballeros Karmatrón habían sucumbido ante el poder de su amo y señor y muy pronto los otros 5 visitantes correrían la misma suerte.

 

Veitch intentaba sostener el campo pránico que los protegia de los cuerpos desnudos, sangrantes, desgarrados que con gran velocidad se avalanzaban sobre de los 4 kundalinis y Chat, sus reflejos habían reaccionado lo suficientemente rápido para refugiarse de la envestidas de los seguidores de MARA A'KAME, sin embargo aún estaba pendiente la macabra escena que se desarrollaba frente a ellos, los cuerpos de los 4 legendarios Caballeros Karmatrón se encontraban pendiendo de largas cedenas con filosos ganchos que penetraban y laceraban sus cuerpos manteniéndolos alejados del suelo. Sus armaduras mostraban rastros de una feroz batalla, la suerte no había favorecido a los kundalini, sus armaduras habían claudicado, su piel yacía expuesta y abría paso a la carne...la sangre escurría, los seguidores de MARA A´KAME se amontonaban unos sobre de otros para alcanzarlos y decenas de manos tiraban de sus piernas; una luz tenue iluminaba el escenario de la crucificción de la última esperanza existente para el reestablecimiento del equilibrio y el orden.

 

Esto no puede ser!!! - gritó Danna - tenemos que hacer algo! - No hay nada que hacer -comentó Chat, mientras los cuerpos desnudos se avalanzaban sobre el campo protector pránico como una gran fuerza destructora de la naturaleza, pero no había nada natural en ellos, había algo mas que los impulsaba - No tengo por qué escuchar tales idioteces. No pienso quedarme cruzado de brazos! - dijo Oztrando con voz enérgica pero quebradiza, y los rayos petrificadores surgieron nuevamente de sus manos, transformando en piedra aquello que segundos antes era vida, y al mismo tiempo un estruendo se escuchó, era la enorme masa metálica de Gloya que hacía pedazos la piedra al impactarse contra esta a gran velocidad. - ¡Necios!- exclamó Chat- el aroma a muerte no falla- Pero sus palabras pasaron desapercibidas, y una llamarada abrió paso a los kundalini que estaban determinados a liberar a sus compañeros. El fuego de Danna no perdonaba, y aquellos que lograban evadir su furia probaban el filo de su espada. Agua, aire, fuego y tierra combinaban sus fuerzas logrando hacer retroceder a los delirantes cuerpos desnudos.

 

Pero las multitudes no dejaban de salir de todos lados, estaban hambrientos y llenos de deseo, la gula y los bajos placeres de la carne gobernaban su razón, querían saciar su hambre, beber el fluido vital de los guerreros y profanar sus cuerpos. ¡Esto es una locura, nada los hace retroceder! Mientras sigamos luchando tenemos una oportunidad- dijo Danna- Oxtrando no dijo nada, pero en su mente se preguntaba ¿cúanto tiempo mas podran seguir luchando a ese paso?. -¡No podemos seguir así! - Veitch hizo una señal a Gloya, lanzando chorros de agua hacia el enemigo, Gloya entendió perfectamente las intenciones de Veitch y usó sus habilidades elementales formando fuertes y helados vientos que al combinarse con el agua de Veitch creaba descargas gélidas que castigaban a sus agresores congelándolos, los más débiles no lo toleraron y caían hechos pedazos.

La fría plaza guardó silencio, y por fín hubo un momento de paz, llena de estatuas vivientes, el poderío kundalini se hizo presente. - ¡Pronto, las cadenas!- gritó Oztrando - Veitch lanzó un boomerang pránico, que rompió las cadenas que sujetaban a los Caballeros Karmatrón, mientras Gloya se lanzaba para frenar su caída- Es hora de irnos - dijo Veitch- ¡Aún no!- agregó Danna- falta algo- El rostro de Danna se cubrió de rabia y lanzó dos grandes rayos pránicos que hicieron añicos a la gran mayoría de los súbditos de MARA A'KAME- ¡Danna!- Gritó Oztrando- Solo me aseguro de que podamos partir sin contratiempos - Tanto odio enclaustrado, rondando los límites de aquello que la hace humana- dijo Chat- Suficiente Chat- dijo Gloya cargando a los 4 Caballeros Karmatrón - lo hecho, hecho está y necesitamos salir de aquí pronto, los Caballeros Karmatrón no soportarán mas tiempo en este planeta oscuro- Y sin embargo ustedes se sienten cada vez mas en casa, ¿o no?- y una ligera sonrisa se dibujó en el rostro de Chat al decir esto- Ahorrate tus comentarios Chat, es hora de regresar a casa - dijo Veitch.

Un leve crujido se alcanzó a escuchar, los 4 kundalini y Chat voltearon la mirada para ver como de entre los restos congelados de los seguidores de MARA A'KAME se levantaban el hombre y la mujer que dieran la bienvenida a los 5 exploradores a ese planeta. Ambos llevaron sus uñas hacia las heridas producto de su ritual masoquista, razgándose, provocando nuevamente el sangrado, y el coro siniestro se dejó escuchar una vez más - Dejemos que nuestros restos sean el vehículo por el cual se manifieste la oscuridad que todo lo devora. Dejemos que su gloria navegue por ríos de sangre- Se abrazaron, frotaban sus cuerpos el uno contra el otro, cubiertos del rojo brillante que surgía de sus laceraciones. La temperatura comenzó a elevarse, el hielo que ocultaba los restos de los caídos ante la furia de los Kundalini se volvió agua y el agua se hizo vapor. Por un instante los guerreros presenciaron el resultado de su rabia y segundos después una poderoza energía negativa surgió como una onda espansiva que sacudió a los Kundalini haciendolos caer al suelo - ¡Demasiado tarde!- exclamó Chat- Ya está aquí. - ¿Quién está aquí?- preguntó Danna, mientras trataban de incorporarse- los cadáveres y los trozos regados que alguna vez fueron cuerpos comenzaron a desplazarse por el suelo, como si fueran atraídos por alguna poderosa fuerza magnética que surgía del roce de aquella bizarra pareja. Asombrosamente el hombre y la mujer se fusionaron y a su vez los restos de sus compañeros se unían a ellos, formándose así una gigantezca masa amorfa de tejido, carne, visceras, cientos de rostros, brazos, piernas.- ¿Qué averración es esta?- cuestionó Oztrando sin poder retirar la mirada de la horrenda imagen que tenía frente a el. La fuerza negativa que emanaba de aquella abominación mantenía incapacitados a los kundalini, por mas que intentaban sobreponerse mientras mas se esforzaban un terrible dolor se propagaba por su cuerpo hasta tornarse insoportable. Danna, Oztrando y Veitch convulsionaron.- Esto está muy mal Chat- comentó Gloya- este cuerpo metálico me ayuda a tolerar el castigo que la energía proveniente de esa creatura nos inflige, pero no me queda fuerza para luchar- Chat, quien no se veía afectado, alzó sus brazos y balbuceó algunas palabras en lenguas muertas hace miles de años y al terminar, una cúpula energética cubrió a los kundalini y a Chat- Las fuerzas oscuras que me permiten existir en este plano nos han ganado un poco de tiempo- exclamó el pequeño poseido. - ¡Por el Gran Espíritu! Ni el Asura de tiempos ancestrales podría haber contenido un mal tan crudo, tan puro, rival al mismo Amo de la Tinieblas.- Dijo Veitch mientras agitaba la cabeza y se levantaba- Esto va mas allá del bien y el mal, es el origen mismo, la fuente primordial que nos une, pero corrompida- ¿de qué hablas?- preguntó Gloya- del amor- respondió Chat - ¿De qué hablas? Tenemos una cosa conteniendo el poder negativo mas poderoso que hayamos experimentado intentando destruirnos y nos dices que se trata de cupido- No importa si entienden o no, este campo protector que generé nos dará un poco de tiempo, el suficiente para que puedan actuar.- Danna nuevamente de pie exclamó- Esto es una locura, no estamos en condiciones de enfrentar a esa cosa - Chat no se refería a ustedes- contestó una voz profunda y desconocida. Se trataba de uno de los cuatro Caballeros Karmatrón que se encontraban de pie, y aun con sus cuerpos castigados reflejaban un gran poder y el porte que solo los verdaderos guerreros poseen. - Nosotros enfrentaremos a MARA A'KAME mientras ustedes escapan- agregó otro de los Caballeros Karmatrón- Pero no podrán vencerlo solos, esa cosa es muy fuerte- dijo Veitch angustiado ante la situación- Estamos dispuestos a pagar el precio, Merú ha caído, sin embargo detectamos en este planeta la presencia de alguien que tal vez pueda ayudarnos a terminar con este caos, un antiguo guerrero que lo dejó todo para perderse en prácticas oscuras, sin embargo en un pasado su alma llegó a ser como una estrella blanca.- Ustedes mismos viajan con uno de sus siervos- agregó el tercer Caballero Karmatrón- Así es- dijo Chat - y estamos perdiendo tiempo valioso - No aceptaré lo que nos estan pidiendo, lucharé a su lado - Dijo Danna empuñando su espada. Los cuatro caballeros Karmatrón permanecieron estáticos por unos segundos, aunque sus armaduras se encontraban despedazadas y sus cuerpos mostraban los estragos de haber enfrentado una feroz batalla y haber sido sometidos a torturas inimaginables sus figuras no dejaban de verse imponentes. El cuarto Caballero Karmatrón se acercó a Danna le tomó el mentón con la mano derecha, acarició suavemente su mejilla y finalmente le dió una fuerte bofetada que tomó a Danna por sorpresa- Esto no es un juego, lo estamos apostando todo, si fallamos ahora, todo esta perdido y no estoy dispuesto a dejar que tu mente confundida interfiera en lo que puede ser la última oportunidad para restablecer el orden. Nosotros aceptamos nuestro destino, es el momento de que ustedes tambien lo acepten. Ahora nos daremos la media vuelta y le mostraremos a ese engendro de lo que son capaces los Caballeros Karmatrón y ustedes honrraran nuestra memoria y buscaran al amo de este espíritu al que llaman Chat.- Dicho esto se dió la media vuelta y alzó el vuelo hacia donde se encontraba la criatura amorfa que era MARA A´KAME, los otros tres caballeros lo siguieron. Danna aún sorprendida por la acción del Caballero Karmatrón se disponía a seguirlos pero el voluminoso cuerpo de Gloya se interpuso en su camino y agregó- Hazle caso o esta vez yo seré quien te haga entrar en razón. Es hora de partir y tenemos que hacerlo rápido. - Danna no ocultó la rabia reflejada en su rostro, nuevamente encendió su cuerpo, pero esta vez avanzó en dirección contraria a los Caballeros Karmatrón- !Gloya carga a Chat! - gritó Danna- tenemos que hacerle una pequeña visita a su amo.- Los 4 kundalini partieron con Chat en busca del misterioso personaje, mientras a lo lejos se escuchaba el grito de batalla de los Caballeros Karmatrón- ¡Por el Gran Espíritu!

Los Caballeros Karmatrón sabían que no tenían oportunidad de ganar, pero el Gran Espíritu les había mostrado el camino y ahora les correspondía evitar que se perdiera. Había que ganar tiempo aún a costa de sus vidas. MARA AKAME sintió la dolorosa envestida, varios shurikens pránicos penetraron su masa, sin embargo no mostraba señales de que le afectara significativamente, sus múltiples caras fijaban la mirada en los caballeros con cierta curiosidad - ¿No esperarán vencerme?- Dijeron las voces No, en verdad no lo esperan, saben bien que es inútil, pero persisten. ¿Qué nueva jugarreta ha planeado el Gran Espíritu?. ¿Acaso no soy su creación?, el resultado de su pésimo sentido del humor. Ahora envía a sus guerreros mas nobles a morir en el nombre del padre. Eso es lo que llamo amor. El primer Caballero Karmatrón cayó justamente en el polo superior de la masa clavando su sable por completo, pero al intentar sacarlo descubrió que no podía mientras sus manos eran atrapadas por miles de pequeños filamentos de tejido que surgían de MARA AKAME cubriéndolo rápidamente en su totalidad, como si fuera un capullo. - ¡Te atrapé!. Haz sido un niño travieso y a los niños traviesos hay que castigarlos. MARA AKAME presionó a su captivo, un crujido se perdía entre los gemidos del Caballero Un poco de energía negativa tampoco te caería mal La trampa se cubrió de una luz violácea oscura y los gemidos se convirtieron en gritos despavoridos - ¡Zoomorfo! gritó el tercer Caballero Vaya, yo conocí a alguien con ese nombre alguna vez... ¿acaso ese es el travieso karmatroncillo que tengo aquí? y mientras decía esto MARA AKAME, los rostros distribuidos entre su masa lanzaban escandalosas risotadas. Pero las risas se detuvieron cuando la lanza de los inmortales atravesó uno de estos rostros y cargada con la energía positiva de su amo, el segundo Caballero, logró aturdir por unos cuantos segundos a la criatura, lo suficiente para que el tercer Caballero por medio de un boomerang pránico cortara las ataduras que aprisionaban al primer Caballero. Muy bien Yálazy, ahora es mi turno Dijo el cuarto Caballero y por su muñeca se deslizó un pequeño cilindro delgado que al presionarle un botón aumentó de tamaño para revelar uno de los legendarios bastones de los inmortales, usados por los kundalinis durante la edad oscura, el Caballero Karmatrón elevó su bastón haciendolo girar velozmente para azotarlo contra el suelo. Una fuerte onda de choque se propagó por el piso- Debes entender que no permitiremos que logres tu objetivo MARA AKAME dijo el caballero. ¿Y por qué no guardas silencio y haces realmente algo al respecto? dijo MARA AKAME ¡Eso hago! Y varios picos de roca sólida salieron del suelo desgarrando la masa amorfa de MARA AKAME Eso fue bastante doloroso Dijeron los pedazos regados... pero ojo por ojo... Yálazy, la tercer Caballero Karmatrón trató de advertirle a su compañero, pero MARA AKAME fue muy rápido, cada uno de los fragmentos de MARA AKAME funcionaba de manera individual, ya no se trataba de uno solo sino de 6, atraparon al Caballero con bastante facilidad y de igual forma le arrancaron su brazo izquierdo, donde sostenia su baston de los inmortales ¡Kín! gritó Yálazy al ver a su amado mutilado, mientras sus boomerangs pránicos lo liberaban rápidamente.- ¿Kín?- Preguntó MARA AKAME - ¿Qué es esto, una reunión de generación de graduados de Merú?. Ya solo falta que llegue Shilbalam. ¡Oh!. Perdón, olvidé que mate al viejo bastardo hace siglos... Nuevamente las risotadas- No permitiré que hables así de mi creador y maestro- Vaya, vaya...el Gran Espíritu si que tiene sentido del humor, qué mejor que mi fiel compañero muera bajo mi gracia.- Tu no eres mi compañero, de él ya no queda nada.Esto está por terminar MARA AKAME, tu momento ha llegado.- Demasiados clichés, nunca fuiste muy brillante estimado Taurus, pero después de todo qué se puede esperar de un animal. Además ¿quién se supone que me detendrá? ¿Lo que queda de Karmatrón? Ustedes son muertos andantes, si no los acabo yo ahorita, de todas formas estan tan lastimados que sangraran hasta perecer. ¿O acaso tienen puestas sus esperanzas en esos kundalini que salieron huyendo?. Esos tienen tanta maldad reprimida en sus almas que deberían de aplicar para una nueva Alianza del Mal, jeje. No nos daremos por vencidos tan facilmente dijo Kín, mientras su brazo derecho era reemplazado por uno de roca.- de eso estamos convencidos y pensamos disfrutar cada momento Y al terminar de decir esto las 6 masas, de los alrededores comenzaron a surgir cientos de nuevos seguidores de MARA A KAME ¡Soy infinito! La era del Gran Espíritu ha terminado, ¡denle la bienvenida a la era de MARA AKAME! Los Cuatro Caballeros Kundalini se agruparon ¿Y ahora qué? -preguntó Zoomorfo Morimos con honor- contestó Taurus- y por última vez, los cuatro Caballeros Karmatrón repitieron la oración del kalpé al unísono, como un himno de esperanza que anunciaba la fusión de los cuatro caballeros para que apareciera en escena el Karmatrón Omega.

El Karmatrón Omega desenvainó su sable Acabemos con esto. Bien- dijo MARA AKAME- bienvenido al fin.

Los cuatro peculiares guerreros kundalini lo sintieron, no era necesario decir nada, los cuatro lo sabían, el campeón había caído y ahora estaban solos, camino a encarar al amo y señor de Chat, un maestro de las prácticas oscuras e irónicamente sea la última oportunidad de restablecer el orden.

  • ¿Qué tanto más Chat? Preguntó Veitch No mucho contestó Muy pronto MARA AKAME regresará su atención a nosotros comentó Oztrando- Bien, así tendremos oportunidad de hacerlo pagar agregó Danna No podran hacerle pagar nada si mueren innecesariamente - dijo Chat Nadie te pidió tu opinión Chat dijo Danna molesta. La voz metálica de Gloya se escuchó - El tiene razón. Además, detecto actividad de unidades adversarios, no muy lejos de aquí. Seguramente nos buscan dijo Veitch No hay duda agregó Gloya Recibo sus transmisiones, nos siguen el paso y no tardarán en ubicarn... Gloya no alcanzó a terminar la frase, una fuerte explosión la paró en seco junto con sus compañeros - ¡Por el Gran Espíritu! gritó Oztrando mientras se incorporaba - ¡Pronto, detrás de mí, yo los cubro! dijo Gloya No veo a los adversarios dijo Danna No fue un adversario dijo Gloya - ¿Entonces?- preguntó Veitch Supongo que fue el comentó Chat, mientras señalaba hacia el cielo. Una figura decendía lentamente, se trataba de un androide de color amarillo, de unos 5 metros de altura, de imagen amenazadora e imponente, borrando los rastros de lo que alguna vez fue, en épocas mas felices. ¡No opongan resitencia o morirán!- dijo el misterioso robot - ¡Identificate!- Exigió Gloya No cabe duda que los kundalini ya no son los mismos de antes dijo el robot o tal vez el condominio de pulgas no hizo su trabajo. En fín, ya no importa. Soy Estelar, último de los Guerreros Estelares y los llevaré ante mi señor...

Continuará...

Paciencia...