Make your own free website on Tripod.com
K!artel de Tijuana

Home

Reseñas
Biografías
K!artel News
Links
Contáctanos
Artículos
sobre karmafandom

UNA MIRADA SUPERFICIAL AL KARMAFANDOM
por : Cybercholito

luis.jpg

Hace millones de años, en la galaxia de Epsilón existió un planeta lleno de vida llamado Zuyua poblado por una raza mística y espiritual, con una gran cultura y desarrollo tecnológico, con un sabio lider, su emperador Canilek. Pero la desgracia cae sobre los Zuyuas y el vehículo de su destrucción fué una raza de guerreros despiadados, los metnalitas, lidereados por Asura, el principal siervo del Amo de las Tinieblas, quien es el mal encarnado. Tras la traición y asesinato de Canilek, Zacek, su hijo menor tras despertar a una mistica criatura, la serpiente Kundalini, recibe grandes poderes que le sirven para transformarse en Karmatrón, un poderoso guerrero capaz de enfrentar a Asura y llevar a los Zuyuas a una nueva era de paz y esplendor... Una clásica historia  de lucha entre el bien y el mal y un pueblo oprimido, como muchas otros que existen en

antiguos relatos en diversas culturas no de otras galaxias, si no de nuestro mundo. ¿Entonces por qué dedicarle estas líneas a algo que se ha contado en repetidas ocasiones?. La primera respuesta es que se necesita un grado de geekness para hacerlo, puesto que estamos hablando de la historia plasmada en un comic. La segunda respuesta sería que se debe a que este sea probablemente el primer comic mexicano que haya generado toda una subcultura a su alrededor. Y es que mas que cualquier cosa hablaré de un fenómeno que hasta ahorita no se había visto en el medio de los comics mexicanos (que de por sí hablar de comics mexicanos es hablar de un tema marginal) y es del surgimiento de un fandom sólido, que aunque no tan grande como el de Star trek, Star Wars o los X-Files, es constante y sobre todo creativo y participativo.

 

 Pero antes de proseguir, para estar seguros de que andamos en la misma frecuencia tocaremos algunos terminos que hace ya un tiempo se intentaron definir:

 

1. Fandom: Se puede definir como el estado de ser un fan o todo lo que abarca la cultura de los fans y el comportamiento de los fans en general, o el estudio de los fans y su comportamiento.

 

2. Fanático: Marcado o motivado por un entusiasmo excesivo y devoción intensa y no crítica.

 

3. Fan: Un seguidor entusiasta de un deporte o entretenimiento o un admirador entusiasta.

 

El fandom puede ser expresado de forma individual o/y de manera colectiva... ahora, se han descrito 3 reacciones de los fans (Fisk)...

 

a)      Productividad semiótica es cuando un fan usa su objeto de fandom para crear un significado social en sus propias vidas (por ejemplo un fan que obtiene confianza en sí mismo al ver a su personaje favorito de la TV).

b)      Productividad enunciada, es cuando los fans expresan su fandom al "mundo exterior" atraves del habla o de su apariencia (por ejemplo fans que se ponen la camiseta de su equipo favorito).

c)       Productividad textual, que es cuando los fans crean textos sobre su objeto de fandom (por ejemplo fanfics) , aunque yo en este punto creo que debemos expandernos a otros medios creativos, como lo es el gráfico, video, música, etc.

 

Estas son definiciones generales que se aplican a todos los tipos de fans, que bien pueden incluir a los fans de deportes, películas, música, celebridades, etc, etc...

 

¿Pero qué hay de este comic mexicano del que les he hablado, y qué hay de especial con sus fans que amerita tener que leer este artículo?. El comic del que les hablo es Karmatrón y los transformables, cuyo origen data del año 1985 y que vió su publicación por primera vez en 1986 hasta principio de los 90's cuando se suspendió su publicación, ante la sorpresa de miles de fans. Hasta ahí pudo haber quedado todo, sin embargo Karmatrón había dejado su huella en todos sus lectores (que en algún momento llegaron a ser hasta 100,000), de tal grado que durante muchos años se mantuvo de alguna u otra forma en el underground,

hasta que el internet fue accesible a la gente en general, y los primeros websites de "karmafans" surgieron y las direcciones de e-mail llevaban nombres "karmatrónicos" que al hacer búsquedas en los search engines (motores de búsqueda) lograron conectar a los antiguos lectores de toda la república. Y los libros de visita de los website se llenaban de mensajes nostálgicos que hablaban de como Karmatrón y los transformables había cambiado las vidas de Sutano y Mengano... y mas tarde llegarían los distintos foros y con ellos el "Karmafandom" se desbordó y pronto se vió arte de los fans (fan art), literatura de los fans (fanfics), animaciones y  discusiones que caían desde los chusco hasta lo pseudoacadémico. Tarde o temprano tenía que pasar, y gracias a la red de fans conectados por medio de los foros y websites en el net, se creó un novedoso y arriesgado método de distribución para que una nueva edición de "Karmatrón y los transformables" pudiera ser publicada, con mejor diseño y detalle tanto en lo gráfico como en la historia per se.

Pero aún no he explicado cómo es que este comic pudiera ser diferente a los demás intentos mexicanos de crear una cultura del comic, o inclusive cómo es que este comic haya servido como guía para moldear las vidas de cientos de lectores.

 

El punto de partida debe de ser la historia de Karmatrón y los transformables, creada por Oscar González Loyo (cuyo padre Oscar González Guerrero es pionero del comic en México), que aunque es una historia tratada en demasiadas ocasiones en diferentes medios supo desarrollarla de una manera singular. Claro que la base del comic, como en la mayoría, es la lucha entre el bien y el mal, Karmatrón representa al bien y Asura al mal, sin embargo mezclado entre lo que parece ser una sencilla "opera espacial" encontramos elementos de distintas filosofías y religiones, entrelazados con mitos prehispánicos, leyendas urbanas y temas como el fenómeno OVNI, todo enlazado dentro de la misma trama. No solo eso, conforme se iba

desarrollando el comic, Oscar González Loyo cambió el papel que jugaban los lectores, de simples espectadores a actores activos dentro de la trama, y es que Karmatrón no podía enfrentar solo al malvado Asura y al poderoso Amo de las Tinieblas, ocupaba de la fuerza que le brindaba las vibraciones positivas de los lectores. No era raro observar entre cuadro y cuadro en el comic, durante una feroz batalla espacial, que alguno de los personajes se dirigiera directamente a los lectores haciéndoles algún comentario chistoso o pidiéndoles ayuda. El mismo Oscar aparecía como uno de los personajes del comic entablando un diálogo directo con los lectores y algunos personajes del comic. Pero así como en los 90's Beavis y Buthead

enseñaron a toda una generación en los Estados Unidos cómo ver y criticar videos musicales, Oscar González Loyo les proporcionó a sus lectores un "manual" para guiarlos en la lucha contra Asura y ya sea de manera intencional o circunstancial, ese manual hizo la gran diferencia en la vida de muchos niños que de pronto se enfrentaron al mundo como adultos. Y es que Zacek para poder transformarse en Karmatrón tuvo que despertar a la serpiente Kundalini, una manifestación del Gran Espíritu, que se mantiene durmiente, pero que los seres puros de corazón y espíritu pueden despertar al activar sus 7 chakras (centros de energía localizados en 7 puntos de nuestro cuerpo) y si al sentir el poder de Kundalini, no son corrompidos por este, el Gran Espíritu los integra a las filas de los Guerreros Kundalini, guerreros místicos que luchan por mantener el equilibrio entre el bien y el mal en el universo. Zacek logró esta hazaña y su recompensa fué la capacidad de transformarse en Karmatrón y para guiarle en la pesada misión que cargará sobre sus hombros, Zacek recibe las enseñanzas de 2 maestros, Shilbalam el brujo y Katnatek, el primer ser  y zuyua en despertar a la serpiente Kundalini.

Las enseñanzas que Shilbalam y Katnatek le dieron a Zacek, son compartidas con los lectores en el "manual del Guerrero Kundalini" una sección que apareciera al final de la revista y que contiene la "filosofía kundalini", que no es mas que un extraño híbrido de experiencias personales de Oscar, mezclado con pedazos de filosofías orientales, prehispánicas, religiones y cultura pop que logra que abarque hasta las canciones de los beatles (Andy Warhol estaría orgulloso, jejeje). Esto le brinda al comic un trasfondo que crea una especie de complicidad entre el lector, los personajes del comic y el autor, pues el lector sabe que

no se trata tan solo de un comic, sino de un estilo de vida, de una manera de luchar contra el mal, que ellos también forman parte de los Guerreros Kundalini y juntos, si no conceptualizan, si actúan positivamente pueden derrotar lo que Asura representa y crear un mundo mejor, y al final del viaje llegar a ser uno con el Gran Espíritu.

El hecho de que en el comic haya referencias a tantas culturas y a temas de lo "oculto" y fenómeno OVNI, lo hace bastante atractivo, el lector puede ser testigo de eventos que muy bien puede relacionar a textos antiguos o a leyendas, que puede ir a buscar en libros y verificar, dando la sensación de que existe algo mas allá que una historia de superhéroes contra villanos, un secreto oculto dentro de los diálogos, escondido entre cuadros e imágenes esperando para ser descubierto.

 

Claro que antes de proseguir, debemos marcar los grupos existentes de "Karmafans", que primeramente me atrevo a clasificar en: "kundalinezcos" y "No Kundalinezcos".

 

Los primeros son aquellos que tomaron el "manual del Guerrero Kundalini" y las enseñanzas de Katnatek y Shilbalam (la antes comentada filosofía kundalini,que ya mencioné que es un híbrido de varias cosas) como una "guía de vida". Algunos hasta se hacen llamar Guerreros Kundalini, y son personas espirituales o que lo intentan ser. Creen en la lucha entre el bien y el mal y tratan de llevar una vida sana y positiva. Desean practicar la "no acción", evitan el materialismo (sin tener que ser comunistas) e intentan no conceptualizar y ejarse llevar por la "supraconciencia".

 

Los segundos, son aquellos karmafans que tomaron a Karmatrón y los transformables como lo que es, en su expresión mas material, un comic, que les gustó mucho y que aprecian, y que su lectura les brindó muchas horas de entretenimiento sano, que los transportó a un mundo de fantasía y sci-fi, pero hasta ahí, no lo toman como algo mas que una obra de ficción.

 

A su vez, estos dos grupos pueden ser clasificados como karmafans "pasivos" o "activos".

 

El pasivo, como su nombre lo indica, aunque sea "kundalinezco" o "No kundalinezco" se limita a leer el comic y ya. El karmafan activo, en cambio, no se conforma con leer el comic o ponerse a meditar mientras vibra el OMKARA, sino que tiene que crear para obtener su dosis diaria de karmafandom. Este es el karmafan que hace los websites, hace dibujos con su estilo particular, escribe fanfics (o artículos clavados como este), entra en discusiones sobre política y estructuras socioeconómicas Zuyua (entre otros temas de

importancia académica) en los foros, ayuda a promover la revista, y ahora con el resurgimiento de la revista son muchos de estos fans los que se transformaron en "promotores K!" y "contactos K!" encargados de la distribución y venta de la revista por todo el país, integrándose a un nivel de participación aún mayor.

 

Cualquiera que sea el tipo de Karmafan, "kundalinezco" o "No Kundalinezco", "pasivo" o "activo", todos han ayudado a mantener a karmatrón y los transformables vigente, después de mas de una década de haber sido interrumpida la publicación de la primera versión (que los karmafans ahora llaman la "Era Clásica")  y no estan conformes con mantener a Karmatrón como un comic de "culto" (término que se le da a programas de TV, películas,comics u otros medios de entretenimiento que tienen un grupo fiel de seguidores, pero que no ha llegado a ser ampliamente conocido por las masas), sino que pretenden que llegue a todo el mundo (por muy ambicioso que esto suene). Las razones por el apoyo pueden ser tanto por altruismo puro, o por intereses netamente egoístas, en el sentido de que mayor lectores significa mayores ventas, y mayores ventas significa que Karmatrón estará en el mercado por muchos años, lo cual se traduce en muchos años mas disfrutando de las aventuras de Zacek y compañía.

Y aunque aun no vemos ceremonias al estilo Klingon, como en el fandom de Star Trek, o torneos de Sables de luz, como en el caso de Star Wars, ni megaconvenciones de Karmatrón, con algo de tiempo, el karmafandom despegará a niveles no imaginables en nuestro país, lo cual sería bastante positivo para toda la industria del comic nacional, porque si de algo se ha preocupado Oscar Gonzalez Loyo de transmitir dentro de las páginas de Karmatrón, es la importancia de generar, no solo una industria del comic, sino una "cultura" del comic en México. Hasta ahora, le pese a quien le pese, ningún otro título mexicano ha tenido

un fandom tan sólido como el de Karmatrón. No puedo ni imaginarme cuantos niños y niñas han sido bautizadas con los nombres de Zacek y Lisek (la compañera de aventuras de Zacek), los websites se multiplican como metavirus, y la creatividad de los karmafans está a punto de desbordarse, tal vez, lo que falte es que Oscar o su gente, encuentre la manera de canalizar de manera apropiada toda esa creatividad fomentar aun mas el karmafandom, que después de todo es lo que ha mantenido vivo a karmatrón y los transformables tras tantos años de ausencia.

 

Términos del karmafandom:

 

1. Karmafandom: Lo que abarca la cultura de los fans de Karmatrón y los transformables y su comportamiento en general.

 

2. Karmafanático: Marcado o motivado por un entusiasmo excesivo y devoción intensa y no crítica hacia Karmatrón y los transformables..

 

3. Karmafan: Un seguidor o admirador entusiasta de Karmatrón y los transformables, se pueden dividir en:

 

a)Kundalinezcos: Se la pasan meditando y tratando de despertar a la serpiente kundalini (sin albur), tratan de no ser materialistas, no conceptualizar y no tener pensamientos cochinos cuando ven que se agacha JLO.

b) No kundalinezcos: Disfrutan del comic de Karmatrón, pero no se clavan en los rollos de los Kundalinezcos (osea, no meditan, ni creen en despertar a la kundalini a menos de que vean a la JLO o similares).

c) Pasivos: Nada mas leen el comic y ya (pueden creerse Guerreros Kundalini o ser normales y tener vida social).

d) Activos: No se conforman con lo que hacen los pasivos y pierd...digo usan su creatividad para crear

websites,fanart,fanfics, animaciones y muchas cosas mas referente a karmatrón y los transformables, los mas activos hasta se embarcan para ser promotores y contactos K!boom (distribuyen y venden el comic).

 

4. Era Clásica: Lo referente a la primera versión de la revista, que inició en 1986 y que se publicaba semanalmente.

5. "Nueva Era": Lo referente a la nueva versión de la revista, aumentada y mejorada, de publicación mensual.

6. Limbo Karmatrónico: Lugar misterioso donde quedó enterrado el Karmatrón de la novela gráfica.

 

Espero que este choro karmatrónico haya servido de algo y que El Gran Espíritu y la Fuerza Kundalini esten con ustedes!.

OM!

 

 

 


@@@