Make your own free website on Tripod.com
karmatron: virus

Home
Karmatrón: Virus
Kv1.0
Robots
kundalinis
mas kundalinis
EL MAL
VIRUS TEAM
TEXTO
cap 1
cap 2
cap 3
cap 4
cap 5
capítulo 6
capítulo 7
capítulo 8
mas imagenes
nuevos diseños
cap 1

KARMATRON : VIRUS  I

.

Bien, mal, luz, oscuridad. Por millones de años el orden reinó en la galaxia de Org, hoy en dia, los últimos sobrevivientes de la resistencia kundalini, sólo conocen el caos. Se aferran a mantener la llama del bien encendida, pero el precio ha sido demasiado caro. El planeta Ascii, el único santuario existente, está a punto de caer, el legado kundalini se ha bañado de sangre, y enfrenta lo que podria ser su final.
Cuatro jovenes figuras corren desesperádamente por un pasillo subterraneo, Gloya, de la raza proxy, Oztrando, el gnomulón inorgánico, Veitch, el lagarto y Danna, la humana, todos residentes de Calihuey, el principal templo de Proxy; hoy conocieron la derrota. Creo que ya los perdimos- dijo Danna. Pues yo no pienso arriesgarme.- Le contestó el gnomulón mientras a travez de sus brazos surgía una pasta que en cuestión de segundos se transformó en una pared rocosa que selló el pasillo. Bien dijo Veitch- esto nos dará algo de ventaja, sólo espero que sea suficiente. Un estruendo se dejó sentir, y ante una cortina de humo y polvo, una decena de unidades robóticas tipo androide se hicieron presentes. -¡Adversarios!. Grito Gloya. Danna desenvaino su espada y la cargo de enegia pránica. ¡Que el Gran Espíritu nos proteja!.- Su cuerpo se cubrió en llamas, su poder kundalini, haciendo retroceder un poco a los adversarios, y se lanzó al ataque. Oztrando se dirijió a el lagarto. ¡Veitch, ya sabes que hacer!. El gnomulón se unió a Danna, mientras Veitch creaba una burbuja protectora sobre Gloya y él. Vamos Gloya, ¡no hay tiempo que perder!. ¡Ya estoy en eso lagarto!. Gloya hace un enlace mental con los sistemas de los adversarios; desde muy niña desarrolló sus habilidades de intrusión de sistemas, gracias a las alteraciones biogenesintéticas inducidas por los gnomulones en la raza Proxy. Oztrando y Danna luchaban ferózmente, sabían que su sobrevivencia dependía del tiempo que pudieran darle a Gloya para desactivar a los androides. Pero los adversarios no eran enemigos fáciles y los poderes de los kundalini eran casi nulos, debido al nivel de negativismo tan elevado que había inundado la galaxia. ¡Gloya! gritó Danna, mientras trataba de repeler sin éxito el ataque de dos adversarios. El cuerpo de Danna se impactó sobre el suelo. Oztrando se avalanzó sobre los dos agresores, pero fué golpeado en la espalda por un tercero. Veitch guardaba silencio, trataba de mantener la calma, su campo protector era demasiado débil para ayudar a los demás, todo estaba en manos de la joven proxy. No necesito que me digas nada Veitch, sé lo que estas pensando, pero estas chatarras tienen demasiadas barreras. No te preocupes pequeña, el Gran Espíritu está con nosotros, haz lo que tengas que hacer.- Gloya sonrrió. - ¡Accesando!. El cuerpo de Gloya se desplomó mientras su esencia era transferida a la red interna de los adversarios. Veitch lanzó una onda de choque lo suficiéntemente potente como para sacar de balance a los agresores de Oztrando y Danna, dándole oportunidad a los kundalini de reincorporarse. - ¡Gloya esta adentro del sistema de los adversarios, traten de no hacerle daño!.. ¡Mas fácil decirlo que hacerlo! agregó Oztrando. Danna energetizaba su espada nuevamente. Espero que Gloya actue rápido, no creo que - Danna no alcanzó a terminar la frase cuando se percató de la acción del adversario. Nadie pudo hacer nada a tiempo, la distracción de Veitch brindó la oportunidad al androide de aplastar de una pisotada el frágil cuerpo de Gloya. Nadie dijo nada, se mantuvieron en silencio, mientras los adversarios castigaban sus cuerposcastigaban su error.
Sin explicación alguna, los adversarios detuvieron su ataque, los tres kundalini se observaban desconcertados y permanecían estáticos, bañados con su sangre. Una voz metálica rompió el silencio. - ¡Lo logré!. Los kundalini se pusieron en guardia, pero pronto se dieron cuenta de lo que sucedía. Fué difícil, pero lo logré. Se trataba de Gloya, aún adentro del sistema de aquel adversario. Nadie se atrevía a decir nada. ¡Por el Gran Espiritu! Estan hechos un desastre. Veitch, ¿dónde dejaste mi cuerpo?. Más te vale que me hayas cuidado bien, ¿eh?, ¡je!. Veitch tragó saliva, tratando de encontrar las palabras. Gloya - No te preocupes Veitch, sé que hiciste lo mejor posible. Ahora no hay tiempo que perder, necesito regresar a mi cuerpo para marcharnos cuanto antes. -Gloya da un paso, y se escucha un crujido . - ¿Qué pisé?. Danna soltó el llanto; Oztrando se acerca al adversario, Gloya levanta su enorme extremidad inferior, para hacer el terrible descubrimiento. - ¡Por el Gran Espíritu!. Veitch se avalanzó sobre la masa metálica que hospedaba a la kundaini. - ¡Perdóname Gloya!, todo sucedió tan rápido. Fué imposible evitarlo Gloya. Agregó Oztrando, mientras lágrimas escurrían de sus rocosos ojos grises.
La fria mano metálica del adversario acarició la mejilla de Veitch . Creo que les dije que no había tiempo que perdertenemos que llegar al refugio. El eco de la voz metálica retumbó por el pasillo. Danna detuvo su llanto. Gloyapero tu - Dejen el cuerpo atras. No podemos darnos el lujo de cargar con estorbos. La discusión había terminado, y para hacérselo saber a sus compañeros, Gloya abrió de un puñetazo un boquete en una de las paredes del pasillo.
-Trataremos de cortar camino, es obvio que ya nos estan esperando. Agregó la valiente proxy, mientras avanzaba por la enorme abertura que había creado. Los demás la siguieron. Vamos a necesitar que acceses el banco de datos de tu huesped. Dijo Veitch. Entendido. En este momento estoy tratando de identificar nuestra localización. Eso es fácil - Agregó Oztrando; frente a ellos el panorama mostraba miles de encubadoras y cunas, todas vacías, tiradas, destrozadas. -¡Estamos en la guardería!. Y los 4 jovenes kundalini recordaron lo que era sentir terror.
En el centro de Ascii, se encontraba el viejo maestro lagarto, lider de la resistencia kundalini, con los pocos sobrevivientes de las masacres de los adversarios. Uno de los consejales entró a su habitación apresuradamente . - ¡Maestro!. El maestro salió de su estado de meditación. - ¿Qué se te ofrece hijo?. ¿Traes noticias de los karmatrón?. No maestro, ninguna pero - El maestro interrumpió al consejal. Creo que fué un error mandarlos a buscar la manera de reestablecer el contacto con Merú. Espero que los cuatro esten bien, y que el Gran Espíritu los proteja. Pero, maestro, en el laboratorio creen haber encontrado una cura para el virus. El viejo lagarto se levantó de su asiento, su rostro agotado. El virus - dijo hijo mío, nuestros científicos estan ciegos. El virus no es el problema, ese es sólo el vehículo, el instrumento, pero no la causa. - ¿Entonces cúal es la causa? preguntó el consejal incrédulo. Esa plaga que se ha dispersado en esta dimensión, contaminando todo aquello que era bueno, propagando la locura y la destrucción, carece de un origen biológico. El consejal lo observó extrañado. Pero maestro, no quiero sonar irrespetuoso, nosotros le debemos mucho a los guerreros kundalini y alos caballeros karmatrón, pero muy aparte de sus creencias religiosas, nuestros científicos descubrieron desde hace tiempo al virus X1ZY como agente de esta terrible enfermedad. La locura no tiene nada que ver con demonios o entes oscuros, son trastornos neurológicos, debido al ataque d el antígeno sobre el sistema nervioso central del huesped. El rostro del maestro lagarto se tornó reprochante. -¡Estan ciegos!. ¿Qué no ven lo que han hecho?. ¿A dónde nos ha llevado su ciencia?, ¿quieren ciencia hombres necios?. Entonces les daré su ciencia. Ante el asombro del consejal, el maestro lagarto hizo un movimiento de manos, y una imagen holográfica se proyectó frente a ellos. Era una tira de código genético. - ¡Por el Gran Espíritu!. Es la secuencia estructural completa del X1ZY. ¡Usted la tenía todo este tiempo!. Nos condenó a morir, ¡viejo loco!. No ha entendido nada consejal. El virus es tan sólo la materialización de un mal enorme - El consejal se encontraba confundido. - ¡Oh no!. Son un culto de fanáticos religiosos. Y pensar que - Observe bien consejal, no use los ojos y aprenda a ver. La proyección inició una secuencia de aislamiento de las proteinas estructurales del virus. -¿Qué está sucediendo?. Preguntó el consejal. - ¿Quería ciencia consejal?. Pues le estoy dando cienciaanalizamos hace tiempo cada una de las estructuras que conformaban a el virus. Descubrimos patrones interesantes, con secuencias que sería imposible que surgieran al azar. Muy pronto nos dimos cuenta de que había un mensaje encriptado dentro de la estructura, lo descodificamos y esto fué lo que encontramos- Cada una de las estructuras en el holograma, tomó un valor numérico, para después asignar letras que agrupadas formaban lo siguiente: MARA A KAME.
El consejal al ver esto se horrorizó. - ¿MARA A KAME?. ¡No puede ser!. Ahí tiene su ciencia consejal. ¿Qué mas quiere?. Pero esa es una historia para asustar a los niños, ¡un cuento de hadas!. La gente cree lo que le conviene, siempre trata de buscarle la lógica a todo, ¿pero quién les dice que esa es la verdad?. Esta no es una enfermedad que se cure con una vacuna, no consejal. ¡Tenemos que vencer a la oscuridad creando luz!.